La función del envase desechable es la de conservar el alimento por un periodo de tiempo limitado, con unas propiedades y un entorno controlado que en el momento de su apertura se alteran y desparecen. Tanto los materiales como los espesores en los que están fabricados no soportan los requerimientos profesionales a los que están
Leer más