Conservación de alimentos

Cómo descongelar y conservar carnes de ave


La carne de ave es uno de los productos más consumidos del mundo y, entre las diferentes opciones, la preferida por la mayoría es la carne de pollo. Consumir pollo u otros tipos de aves es una forma estupenda de incorporar proteína a nuestra dieta de manera económica, pero hay que tener cuidado a la hora de manipular, descongelar, conservar y cocinar el producto.

Esto es así porque la carne de ave puede contener bacterias como la salmonella, responsable de gran parte de las intoxicaciones alimentarias graves. Para evitar que el consumo de esta carne que tanto nos gusta ponga en riesgo nuestra salud, basta con seguir unos sencillos consejos no solo durante el cocinado sino también en el proceso previo de descongelación.

¿Quieres saber cómo descongelar la carne de pollo u otras aves de forma segura? Te contamos cuáles son los mejores métodos de descongelación y conservación, así como la importancia de separar el alimento del exudado.

Qué debes evitar al descongelar carne de pollo u otras aves

Antes de explicarte cuáles son los mejores métodos para descongelar carne de pollo, es importante recordar las cosas que debes evitar para que el proceso no ponga en riesgo tu salud. Las más importantes son:

  • No descongeles la carne a temperatura ambiente: Una de las maneras más comunes de descongelar el pollo es dejarlo sobre la encimera de la cocina. Esto es un error, ya que cuando la temperatura supera los 5º las bacterias presentes en el alimento congelado empezarán a multiplicarse. El cambio brusco de temperatura al pasar del congelador al aire libre, así como la presencia de gran cantidad de agua y nutrientes, contribuyen a que se produzca esta reacción.
  • No descongeles en agua caliente: Descongelar la carne de ave con agua caliente tampoco es una buena opción, dado que también contribuye a la proliferación de las bacterias. La razón es la misma que en el caso de la descongelación a temperatura ambiente.
  • No vuelvas a congelar el pollo una vez descongelado: Recuerda que solo puedes congelar los alimentos una vez antes de cocinarlos. Una vez hayas cocinado la carne de ave, puedes volver a congelarla.
  • No tardes demasiado tiempo en cocinar la carne: Si te preguntas cuánto tiempo aguanta la carne de pollo una vez descongelado, debes saber que puedes conservarlo durante uno o dos días en la nevera. Pasado ese tiempo, consumir el alimento puede tener riesgos para tu salud.
  • Lávate las manos después de manipular el producto: Siempre que manipules carne de ave cruda debes lavarte las manos cuando hayas terminado para eliminar cualquier posible bacteria. Asimismo, debes lavar los platos, cubiertos o recipientes que hayan estado en contacto con la carne de ave.

Métodos de descongelación para carne de pollo

Si quieres saber cómo descongelar carne de pollo de forma segura, te contamos cuáles son los tres mejores métodos para hacerlo sin ningún tipo de riesgo.

Descongelar el pollo en la nevera

Este método es el más recomendado, ya que la carne se descongela poco a poco, sin cambios bruscos de temperatura y sin exponerse a demasiado calor. Además, requiere muy poca atención, ya que solo tienes que dejarlo en la nevera sin preocuparte por nada.

Sin embargo, descongelar la carne de ave en el frigorífico requiere de cierta planificación, ya que necesitarás un mínimo de 12 horas para las pechugas de pollo y al menos 24 horas para las piezas más grandes. Y es que el tiempo estimado de descongelación es de aproximadamente 10 h / kg de alimento.

 

Descongelar el pollo en el microondas

Una opción perfecta si dispones de poco tiempo es descongelar la carne en el microondas. Lo único que debes hacer es colocar el pollo en un recipiente que tenga capacidad de almacenar el agua resultante del proceso de descongelación y seleccionar el modo para descongelar de tu microondas. Aunque el tiempo que tarda dependerá tanto del microondas como del tamaño de la pieza de carne, suele estar listo en unos 10 minutos aproximadamente.

El principal problema que presenta este método es que, en ocasiones, la carne de ave se descongela por unas partes y se mantiene congelada por otras. Si ocurre esto, debes repetir el proceso hasta asegurarte de que toda la pieza está perfectamente descongelada.

Además, es recomendable que cocines la carne inmediatamente después de descongelarla en el microondas. 

Descongelar el pollo bajo agua fría

Esta última forma de descongelar carne de pollo es más rápida que utilizar la nevera, pero tendrás que estar más atento durante el proceso

Lo primero que debes hacer es introducir el pollo en un recipiente hermético para evitar que absorba demasiada agua y se estropee. Una vez te hayas asegurado de que el recipiente no tiene fugas, solo tienes que colocarlo dentro de un cuenco o plato lleno de agua fría de manera que quede completamente sumergido. Debes cambiar el agua cada media hora hasta que el pollo se haya descongelado por completo.

En función del tamaño de las piezas, la carne de ave puede tardar entre 1 y 3 horas en descongelarse de esta forma. Además, al igual que ocurre si utilizas el microondas, debes cocinarla nada más terminar de descongelarla.

La importancia de separar el alimento del exudado

Los tres métodos recomendados para descongelar adecuadamente la carne de ave pueden ofrecer mejores resultados tanto en calidad como en seguridad si se utilizan recipientes con base perforada, tal y como ha demostrado un estudio realizado por el Instituto Universitario de Investigación Mixto Agroalimentario de Aragón (IA2), de la Universidad de Zaragoza.

Dicho trabajo, titulado “Estudio y caracterización para la conservación de la carne de pollo”, concluye que utilizar contenedores con la base perforada en el proceso de descongelación permite disminuir la presencia de bacterias, aumentar el tiempo de vida útil del alimento, garantizar una menor pérdida de peso del producto y asegurar una mayor calidad y jugosidad al cocinarlo.

El análisis demuestra que las bacterias patógenas aumentaron un 25% en el proceso de descongelación utilizando recipientes sin perforación, mientras que solo crecieron un 2% al usar contenedores con base perforada. Asimismo, la carne de ave solo perdió un 3% de peso cuando se utilizaban recipientes con cubeta perforada, mientras que la pérdida fue del 7,5% con los contenedores sin perforar, lo que supone una mayor pérdida de propiedades y nutrientes.

Este estudio avala las ventajas de las cubetas perforadas de Araven, que permiten separar los alimentos del agua que exudan durante el proceso de descongelación. En nuestra tienda online disponemos de una amplia gama de recipientes, con capacidades que van desde los 0,5 hasta los 70 litros.

Además, todos nuestros productos cuentan con un diseño destinado a facilitar el trabajo profesional, asegurando una descongelación más rápida y favoreciendo una mejor limpieza.

Cómo conservar correctamente carne de aves

Además del proceso de descongelación, también es importante que sepas cómo conservar carne de pollo de manera adecuada y segura. Estas son las principales recomendaciones:

  • Deja la carne fuera de la nevera el menor tiempo posible: Para evitar romper la cadena de frío, debes meter la carne de ave en la nevera lo más rápido que puedas después de comprarla, especialmente si es verano.
  • Mantén la nevera a unos 4ºC: Si te preguntas a cuántos grados debe conservarse la carne fresca de ave, la respuesta es que no debemos superar los 5ºC. Por ello, se recomienda mantener el frigorífico a una temperatura de 4º aproximadamente, mientras que el congelador debe estar a unos -18ºC.
  • Guarda la carne en un recipiente hermético: Ya que uno de los factores más importantes en la conservación de carnes de aves es que estas no entren en contacto con el aire durante mucho tiempo, debes conservarlas adecuadamente para evitar que se contaminen y se estropeen demasiado pronto. 
  • Congela la carne que te sobre: Si has comprado más carne de la que vas a consumir en los próximos tres o cuatro días, lo mejor es que la congeles utilizando cualquiera de los métodos recomendados. Así, te asegurarás de poder consumirla cuando quieras evitando cualquier riesgo para tu salud.

Ahora que ya sabes cuál es la mejor manera de descongelar y conservar la carne de pollo u otras aves, debes asegurarte de contar con el mejor equipamiento de almacenaje. En Araven contamos con la mayor variedad de contenedores, recipientes herméticos y kits de descongelación, entre otros. ¡Visita nuestra tienda y descubre todos nuestros productos!


Compartir
También te puede interesar

Cómo organizar el almacén de un restaurante

¿Sabías que una de las zonas más importantes de cualquier restaurante es su almacén? Y es que este espacio tiene la misión de albergar todas las mercancías necesarias para el funcionamiento del negocio, por lo que su orden se convierte en un requisito indispensable.  Porque no todos los alimentos caducan a la vez, ni requieren … Continúa

Leer más

Guía de Métodos de conservación de alimentos

  Con “la comida no se juega”, y mucho menos a la hora de conservarla. En el caso de la restauración, la conservación de alimentos está regida por el Reglamento 852/2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios. Y es que un mal tratamiento puede conllevar problemas de salud con clientes y trabajadores. Por … Continúa

Leer más

Llega Host Milano 2023

Los mejores Proveedores internacionales de maquinaria, equipamiento, mobiliario y tecnología para la hostelería miran ya a Host Milán 2023 como el lugar donde mostrar un avance de sus innovaciones. En la 43 edición de la feria HOST que se celebra del 13 al 17 de Octubre en Fiera di Milano, se producirán incontables oportunidades de … Continúa

Leer más