Conservación de alimentos

Cómo organizar el almacén de un restaurante


¿Sabías que una de las zonas más importantes de cualquier restaurante es su almacén? Y es que este espacio tiene la misión de albergar todas las mercancías necesarias para el funcionamiento del negocio, por lo que su orden se convierte en un requisito indispensable. 

Porque no todos los alimentos caducan a la vez, ni requieren de nevera o congelador. También hay que tener en cuenta la demanda de cada producto.

Por eso, podemos hablar de diferentes tipos de almacenamiento, tanto seco como refrigeración (que corresponde a la conservación en frío), así como congelación. No obstante, en el presente artículo vamos a centrarnos únicamente en el almacenamiento en seco. Y descubre cómo gestionar el almacenamiento en un restaurante. ¡Consigue un lugar 100% optimizado!

 

¿Por qué es importante la organización del almacén de un restaurante?

El almacén de un restaurante o economato es un lugar de tránsito y de acceso diario. Así, para un funcionamiento óptimo, debemos disponer de un espacio ordenado, limpio y seguro. Estas son algunas razones por las que es importante tenerlo organizado:

  • Mayor eficiencia en el restaurante.
  • Mayor control en los stocks.
  • Se evita el desperdicio y, por consiguiente, el malgasto económico.
  • Se reduce la pérdida de alimentos o bebidas por caducidad.
  • La búsqueda de productos se vuelve más sencilla.
  • Se agiliza el inventario.
  • Se consigue una reposición de productos mucho más rápida.

 

8 pautas para organizar correctamente el almacén de un restaurante

A continuación, 8 consejos sobre cómo llevar adelante la gestión del almacén de cocina en los restaurantes.

1. Diseña el plano del almacén de un bar o restaurante

En primer lugar, para aprender cómo organizar el almacén de un restaurante es necesario contar con la disposición del almacén planificada previamente. Y, para ello, qué mejor que realizar un plano donde concretar las diferentes áreas, espacios y elementos del propio almacén.

Indicar dónde se encuentran las estanterías y carros, las cámaras frigoríficas, el congelador, la zona de entrada, etc.

2. Lleva a cabo un etiquetado en los almacenes de hostelería

Al igual que en un supermercado, una vez tengas decidida la disposición del almacén de tu restaurante, un consejo es colocar letreros en la parte frontal de las estanterías donde se especifiquen los productos o útiles guardados. 

Conservas, bebidas, especias, productos de limpieza, ollas… la variedad es amplia, de ahí que su organización sea imprescindible.

3. Agrupa los productos por familias

En esta misma línea, es altamente aconsejable separar los productos por familias o grupos de alimentos, dividiéndolos en función del tipo de conservación (recuerda: en el almacén de un restaurante tendremos alimentos perecederos y no perecederos).

Así el almacenamiento de alimentos en los restaurantes es muy importante, puesto que no es lo mismo guardar legumbres o cereales que pescados o carnes. Hay que respetar cada modo de conservación. Para ello, por ejemplo, los contenedores de alimentos a granel resultan realmente prácticos.

4. Coloca los productos por fecha para un correcto almacenamiento en tu restaurante

La regla de oro: lo más viejo siempre tiene que ir delante, mientras que cuando coloques las nuevas mercancías, estas deben ir detrás. 

Esto es fundamental para evitar tirar comida porque se ha caducado. Así evitamos el desperdicio de los alimentos.

Para ello, es fundamental que todos los productos del almacén de nuestro restaurante tengan marcada la fecha de entrada en el almacén, así como su fecha de caducidad o consumo preferente.

5. Fomenta la rotación de los productos

Otra idea para aprender a cómo organizar el almacén de un restaurante es contar con una zona con aquellos productos que presentan una alta rotación. Como es lógico, los alimentos que se utilicen diariamente en el restaurante deberán estar más a mano, por lo que su acceso debe ser rápido y fácil.

Así, se suele emplear el sistema de gestión FIFO (First In, First Out) o lo que es lo mismo: el primero en entrar, el primero en salir. 

6. Vigila los niveles de humedad y temperatura

Si no queremos que los alimentos del almacén se estropeen, es necesario mantener este espacio fresco, seco y con buena ventilación. En cuanto a la temperatura, se recomienda que oscile entre los 10 y 20 grados; en cambio, la humedad debe ser relativa (50-60%).

Además, para una mayor conservación, es importante contar con un equipamiento de calidad como estos contenedores cuadrados, ideales para los productos a granel.

 

7. Apóyate en las nuevas tecnologías para llevar el control de tu stock

Por otro lado, no es baladí recordar el uso de las nuevas tecnologías para realizar tareas tan esenciales como el control de stock

Realizar un inventario de los productos con periodicidad permite revisar la cantidad y el estado de las existencias de nuestro almacén.

De este modo, apostar por la digitalización para automatizar tareas como la propia gestión del almacenamiento de comida en tu restaurante optimiza el trabajo humano. Para ello, hay que apoyarse en un programa informático o software que controle con exactitud el stock.

8. No te olvides de la limpieza

En el almacén de un restaurante la higiene es fundamental. Los alimentos deben estar perfectamente conservados, ya que si no cumplen con los controles de calidad, pueden llegar a suponer un auténtico problema contra la salud de los clientes.

Tanto el almacén como la bodega de un restaurante deben estar limpios, ventilados, ordenados y, por supuesto, libres de plagas o cualquier otro agente externo.

Además, el orden debe procurar esta limpieza, facilitando que acciones como barrer o fregar sean sencillas. 

 

Un almacén ordenado y limpio, imprescindible para la eficiencia de tu restaurante

Queda claro que el éxito de un restaurante es directamente proporcional al orden de su almacén. Si el almacén está limpio y ordenado, además de ofrecer productos de calidad, el servicio de cocina será mucho más rápido, ya que todos los productos estarán accesibles. Y una cocina rápida es sinónimo de un cliente satisfecho. 

Además, se evitará el desperdicio de muchos productos, sobre todo de alimentos perecederos, por lo que ahorraremos costes en este sentido.

En Araven somos conscientes de la importancia de disponer de un almacén de restaurante en perfectas condiciones. Por eso, te ofrecemos el mejor equipamiento de cocina profesional para almacenaje. Aunque somos especialistas en almacenamiento mediante cámara de conservación, disponemos también de todo lo necesario para un almacenamiento en seco.

¡Visita ya nuestra web y descubre toda nuestra variedad de productos! 

 


Compartir
También te puede interesar

Cómo descongelar y conservar carnes de ave

La carne de ave es uno de los productos más consumidos del mundo y, entre las diferentes opciones, la preferida por la mayoría es la carne de pollo. Consumir pollo u otros tipos de aves es una forma estupenda de incorporar proteína a nuestra dieta de manera económica, pero hay que tener cuidado a la … Continúa

Leer más

Guía de Métodos de conservación de alimentos

  Con “la comida no se juega”, y mucho menos a la hora de conservarla. En el caso de la restauración, la conservación de alimentos está regida por el Reglamento 852/2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios. Y es que un mal tratamiento puede conllevar problemas de salud con clientes y trabajadores. Por … Continúa

Leer más

Llega Host Milano 2023

Los mejores Proveedores internacionales de maquinaria, equipamiento, mobiliario y tecnología para la hostelería miran ya a Host Milán 2023 como el lugar donde mostrar un avance de sus innovaciones. En la 43 edición de la feria HOST que se celebra del 13 al 17 de Octubre en Fiera di Milano, se producirán incontables oportunidades de … Continúa

Leer más